Montaña corazón

P1030457

63 irene miraf

Irene Ludotk

Miraflores. Marzo, 2015.

Empantanado, una semana después de terminar un relación, aparece Irene y me lleva con ella a Miraflores, un pueblo en la Sierra, a una hora de Madrid. Vive allí cuatro días a la semana dando clases de inglés a jóvenes. Gracias. Lo necesito.

Pronto subo solo a la montaña, con todos mis sentimientos arremolinados, mis preguntas, mi dolor, y sé que vienen días duros, pero también sé que esa montaña, aunque aún fría, vendrá bien para sacar todo lo que estoy sintiendo. En la naturaleza es más fácil, su belleza sana. Empecé a hacer un video para enviárselo, sobre la tristeza que también es bella, como un árbol caído. Mi momento de drama tumbado en la hojarasca. (Ver al final del texto.)

 

P1030603

P1030489

Mientras tanto, una bonita cotidianidad con Irene. Me hace mucho bien compartir con ella, cenas de extraña gastronomía, trotes mañaneros y paseos por las montañas. Le ofrezco un día un concierto de kalimba junto a una laguna, y una perfo en su salón sobre Nómada y nuestro encuentro. Por fortuna sigue la vida y me entretengo de mis pensamientos repetitivos. Con Irene nos conocemos desde que llegué a España hace cuatro años, en una de las tantas fiestas okupas transmarikabolleras. Irene es artista, pedagoga, y hace parte de Abismal, un grupo de experimentación de música electrónica, de las fiestas más potentes de Madrid.

También preparamos una intervención en su clase de inglés que justamente va sobre el performance. Hago un show de TV donde me entrevisto a mí y a Irene contando cómo es la vida y el arte de casa en casa. Algo intimidado voy a toda prisa con la perfo y no me pregunto si lxs chavales me siguen o no, así que resulta algo confuso. Por suerte puedo repetir en la clase de adultos, más lento, preguntándoles sobre su relación con el arte y resulta mucho mejor.

P1030532

P1030546

Luego de dos semanas felizmente triste en la montaña, con una parte del duelo hecho, habiendo sacado rabia y dolor, aunque no del todo resuelto, sigo mi camino. Una fortuna la amistad de Irene, las caminatas y las revolcadas en la montaña corazón.

Irene ha escrito:

Antes de que llegase Alex estaba un poco nerviosa (porque cuando vives sola, pues no tienes que ponerte de acuerdo con nadie). Sin embargo, lo que siempre pensaba es: bueno, cuando llegue, iremos viendo, porque en la vida lo que tenga que suceder va a suceder y lo mejor es vivir el presente. Después de estar unos cuantos días juntos me sorprendí de lo bien que me lo estaba pasando y lo que agradecía tener compañía de forma cotidiana y aprender a escuchar, compartir, respetar y planificar. En realidad, cuando estás sola, piensas tantas veces las mismas cosas que al final te acorralan. Estar con alex fue salir del remolino y correr de un lado a otro entre charlas, ideas, sentimientos y reflexiones. Me encantó la experiencia, cuando compartes la cotidianidad desde la sinceridad la vida no hace sino fluir.

 

P1030437

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s